Cómo llegar a los niños pequeños: la integración en el sistema de salud

  • 10 junio 2018
  • 9 minutos de lectura
Foto: Joop Rubens/Fundación Conrad N. Hilton

En las primeras fases de la infancia, desde la gestación hasta que el niño cumple tres años, se sientan las bases de la salud y el bienestar que se disfrutarán durante el resto de la vida. Los últimos estudios científicos subrayan los importantes beneficios que obtienen los niños si en este periodo gozan de los debidos cuidados, estímulos y oportunidades de aprendizaje: será más probable que se conviertan en adultos más sanos, con un mayor nivel educativo y una mejor situación socioeconómica. Sin embargo, en la mayoría de los contextos con bajos recursos, las inversiones en el desarrollo de la primera infancia siguen centrándose principalmente en los niños en edad preescolar y dejan de lado la fase crítica de los primeros años de vida, cuando las intervenciones pueden servir para mitigar los retrasos en el desarrollo o incluso evitarlos.

Desde 2012, PATH trata de corregir esta situación con un enfoque que se vale de los sistemas sanitarios para ampliar la cobertura de los servicios orientados al desarrollo de la primera infancia de forma que lleguen a los más pequeños. Esta labor comenzó de forma relativamente aislada, pues PATH solía ser la única voz a escala nacional que abogaba por una serie de cambios que aún suscitaban ciertas reticencias en los responsables de las políticas y otras personas influyentes. Pero durante los últimos dos años el panorama ha cambiado drásticamente y, tanto a escala nacional como global, se busca garantizar que los niños, además de sobrevivir, también prosperen.

Innovaciones para llegar a los niños más pequeños

Como en PATH trabajamos desde hace mucho por mejorar la salud y nutrición infantiles, nos dimos cuenta de que se podía abordar el desarrollo de la primera infancia de forma más amplia en el contexto del sistema sanitario. En 2012, al realizar un estudio inicial de las políticas y los programas de desarrollo de la primera infancia de Kenia, Mozambique y Sudáfrica, se confirmaron nuestras sospechas: fuera del sector de salud, había pocos servicios concebidos para los menores de 3 años. El año siguiente empezamos por adaptar los modelos de desarrollo de la primera infancia al sistema de salud y a probar el marco Atención al desarrollo del niño de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef para formar a los trabajadores de estos servicios en Kenia y Mozambique.

A pesar de los avances de PATH a la hora de demostrar la viabilidad de este nuevo enfoque e ir aumentando paulatinamente el alcance del programa, aún no se reconocía de forma generalizada la relevancia para el sector de salud de estas intervenciones destinadas a la primera infancia, y todavía parecía lejana la posibilidad de contar con políticas y un compromiso claro del gobierno que fomentaran una ampliación de gran envergadura. Sin embargo, en la destacada serie sobre el desarrollo de la primera infancia de The Lancet publicada en 2016, se afirmaba que el sistema de salud constituía el principal punto de entrada para llegar a los niños pequeños y sus cuidadores. Asimismo, se utilizaba por primera vez el concepto de “cuidado cariñoso y sensible” (que abarca salud, nutrición, atención a las necesidades, aprendizaje temprano y seguridad), entendido como un conjunto esencial de intervenciones interconectadas necesarias para garantizar un desarrollo óptimo. La publicación destacaba la urgencia de integrar estas intervenciones en servicios de salud de rutina y sirvió para acelerar el trabajo de PATH, pues impulsó la creación de alianzas con la OMS, Unicef y numerosos gobiernos nacionales que cada vez mostraban más interés por el asunto.

Un modelo adaptativo

Según los datos disponibles, la experiencia y las necesidades del país, PATH utiliza el sistema de salud como punto de entrada para ayudar a las familias a garantizar que sus hijos prosperen. Para ello, se lleva a cabo una triple labor:

  • integrar los servicios destinados a la primera infancia en todos los ámbitos del sistema de salud, desde la formación de los proveedores de servicios hasta la asistencia y la supervisión, además de garantizar que los sistemas de información recopilen los datos pertinentes
  • recabar más ejemplos de integración en el sector de salud de los programas para la primera infancia en contextos de bajos recursos y difundir las conclusiones
  • fomentar un entorno positivo mediante la inclusión de contenidos sobre desarrollo de la primera infancia en las políticas, las directrices, los programas de formación, y los presupuestos y planes de trabajo del gobierno.

Entre 2011 y 2017, PATH implantó un programa de gran alcance para reforzar los sistemas de salud en Sudáfrica, en el cual el desarrollo de la primera infancia constituía un componente clave del paquete mínimo de servicios prestados a escala comunitaria. En la actualidad PATH colabora con los gobiernos de Costa de Marfil, Kenia, Mozambique y Zambia para ampliar la escala de los servicios orientados a la primera infancia integrados en los sistemas de salud. Cabe destacar que PATH ha contribuido a la incorporación del cuidado cariñoso y sensible en los sistemas de salud de 11 distritos de Kenia y Mozambique. Ambos países están ampliando la escala de la integración, con el objetivo de llegar a una población de al menos 2 millones de personas de aquí a 2020. A la hora de poner en práctica este enfoque, PATH colabora estrechamente con los responsables de las políticas, el personal técnico y la sociedad civil para coordinar las intervenciones con las estructuras y los recursos ya existentes y garantizar que el gobierno lleve siempre las riendas.

Creación de sistemas sólidos de prestación de servicios de cuidado cariñoso y sensible

Los trabajadores sanitarios suelen ser los primeros y los únicos proveedores de servicios que se relacionan de forma periódica con los menores de 3 años y sus cuidadores. El objetivo de PATH es facilitarles la formación, los instrumentos y los recursos necesarios para integrar el cuidado cariñoso y sensible en los servicios sanitarios, tanto en las comunidades como en los centros de salud. En primer lugar, PATH crea un cuadro de supervisores y formadores del gobierno, incorporando contenidos sobre el desarrollo de la primera infancia en la formación relativa a los paquetes de cuidados estándar, como la Atención Integrada a las Enfermedades Prevalentes de la Infancia (AIEPI) de la OMS. Además de ser rentable, este modelo mejora el control por parte del gobierno y refuerza la consideración del cuidado cariñoso y sensible como un componente esencial del sistema de salud.

A continuación, estos supervisores y formadores capacitan a los proveedores de servicios para integrar contenidos sobre el cuidado cariñoso y sensible en su trabajo diario: los cuidados antes y después del parto, la vacunación y la supervisión del crecimiento, los servicios pediátricos y las intervenciones comunitarias. El personal de los centros de salud, por ejemplo, aprende a asesorar sobre actividades lúdicas y de comunicación apropiadas según la edad, a evaluar los hitos de desarrollo y a derivar a los niños a otro profesional en caso de sospecha de retrasos. Los proveedores de servicios de la comunidad también se relacionan con los niños y cuidadores en las visitas domiciliarias y las sesiones lúdicas estructuradas en las salas de espera de los centros de salud.

De todos modos, la formación de los proveedores de servicios es solo el primer paso. PATH también colabora con una estructura de mentores, que observan al personal durante las tareas de asesoramiento a los cuidadores y los orientan sobre cómo mejorar los puntos débiles detectados. En Kenia y Mozambique, trabajamos con el gobierno para incorporar oficialmente la supervisión sobre desarrollo de la primera infancia en el sistema de salud actualizando las herramientas y normas de la supervisión de apoyo.

Necesidad de más evidencia sobre la integración del desarrollo infantil en el sector de salud

Todavía hay pocos estudios que resulten útiles sobre la prestación de servicios orientados al desarrollo de la primera infancia en el sector de salud, y muchos de los existentes tal vez no sean aplicables porque se realizan en entornos de investigación muy controlados. Además, hasta la fecha se han realizado muy pocos estudios en el África subsahariana. En PATH estamos trabajando para eliminar estas lagunas. En Mozambique, hemos realizado tres evaluaciones sobre la viabilidad y aceptabilidad de la integración de contenidos sobre el cuidado cariñoso y sensible en las visitas domiciliarias y los servicios prestados en los centros de salud, y de la realización de sesiones lúdicas en las salas de espera. Según lo observado, esta integración no solo es factible en contextos de bajos recursos, sino que además contribuye a que los cuidadores perciban una mejor calidad del servicio. En consecuencia, se ha generado la voluntad política de implantar estos servicios integrados a escala nacional y, además, se ha despertado interés a nivel internacional.

En colaboración con contrapartes locales de Kenia, PATH está realizando más estudios para analizar qué efectos tiene esta integración en los conocimientos, actitudes y prácticas de los cuidadores, así como en el desarrollo y crecimiento de los niños. También se calculará la rentabilidad de la integración y se sacarán conclusiones útiles para la esperada ampliación, a cargo de los gobiernos nacionales, a más países y regiones.

Creación de un entorno político positivo

La voluntad política y el compromiso del gobierno en todos los niveles son esenciales para integrar los servicios orientados a la primera infancia en el sistema de salud a gran escala. Mediante sus actividades de promoción y defensa, PATH trata de incorporar el cuidado cariñoso y sensible en las directrices y políticas nacionales pertinentes. Por ejemplo, en Kenia, las directrices y estrategias de antes en materia de salud infantil se centraban principalmente en la supervivencia de los niños. PATH abogó por la creación de una Política de la Salud de Neonatos, Niños y Adolescentes que rigiese todos los servicios de salud infantil y se aseguró de que la política incluyera contenidos sobre cuidado cariñoso y sensible para los niños de entre 0 y 3 años.

Para pasar del cambio de política a la prestación de servicios, es imprescindible modificar los programas de enseñanza y las ayudas al empleo. En Mozambique, PATH consiguió con sus tareas de defensa que se incluyeran contenidos sobre el desarrollo de la primera infancia en la formación de base de los enfermeros y los trabajadores sanitarios, que se está revisando en la actualidad. Se trata de algo especialmente importante para la sostenibilidad y la implementación a gran escala, pues la formación continua de los profesionales ya en activo sale cara. PATH también se ha ocupado de facilitar una serie de consultas en Kenia y Mozambique para favorecer la integración de contenidos sobre asesoramiento y seguimiento del desarrollo en los programas de AIEPI revisados, que rigen la prestación de los servicios de salud.

Por último, PATH aboga por integrar los servicios de cuidado cariñoso y sensible en los sistemas habituales de recopilación de datos. Por ejemplo, hemos trabajado con el Ministerio de salud de Mozambique para revisar los registros de información sobre la salud de los niños y las madres de forma que incluyan parámetros pertinentes. Este cambio es muy importante por dos motivos: en primer lugar, permitirá por primera vez al gobierno y otras partes interesadas hacer un seguimiento del número de niños que reciben servicios orientados a la primera infancia, así como la cantidad de los que parecen presentar retrasos en el desarrollo; en segundo lugar, el hecho de contar con un instrumento aprobado oficialmente por el Ministerio de Salud ayuda a que los proveedores de servicios vean el desarrollo de la primera infancia como parte de su trabajo cotidiano, en lugar de como una intervención promovida por una contraparte que recopila los datos en paralelo.

Impulso global y compromiso nacional

Tanto a escala global como nacional, se aprecia un evidente cambio de perspectiva: el desarrollo de la primera infancia se tiende a considerar cada vez más como un aspecto central del sector de salud. Numerosos gobiernos ya están listos para liderar la introducción o la ampliación de la integración del cuidado cariñoso y sensible en el sistema de salud y para asignar recursos a la agenda de la “prosperidad”. El sistema de PATH ofrece una hoja de ruta para los gobiernos y contrapartes que estén interesados en esta labor.

Somos conscientes de que no es posible darles un vuelco a los sistemas de salud de la noche a la mañana. No obstante, los últimos estudios científicos, el liderazgo de los países y una comunidad global coordinada son factores que facilitan importantes avances a la hora de llegar a los niños pequeños y a sus cuidadores.

Declaración de PATH
PATH es líder en innovación de la de salud global. Salva vidas y mejora la salud de las personas, sobre todo de las mujeres y los niños. Acelera la innovación en cinco ámbitos (vacunas, fármacos, diagnósticos, dispositivos e innovaciones de los servicios y sistemas) en los que pone en práctica su visión de empresa, sus conocimientos científicos y sobre salud pública, y su pasión por la equidad sanitaria. PATH amplía la escala de la innovación mediante la movilización de sus contrapartes en todo el mundo y colabora principalmente con países africanos y asiáticos para abordar las exigencias de salud más acuciantes. www.path.org.

Las referencias bibliográficas aparencen en la versión PDF del artículo.

Katelin Gray
Matthew Frey
Debjeet Sen
Temas Niños Salud Servicios integrales

Inscríbase para estar al tanto de próximas ediciones

    Por favor, rellene la siguiente información. Campos obligatorios (*)

    ¿Qué edición de la revista le gustaría recibir?*

    Señale sus áreas de interés:

    Lea sobre el uso que hacemos de sus datos privacy statement.

    Cuéntenos sobre usted

    Esta información ser recaba con la única finalidad de realizar análisis. No será utilizada para envíos de correos electrónicos al menos que usted lo requiera expresamente.

      Lea sobre el uso que hacemos de sus datos privacy statement.

      Disfruta leyendo

      Muchas gracias por descargar Espacio para la Infancia

      Descargar