El desarrollo de la primera infancia en el eje central de la nutrición

  • 18 junio 2019
  • 8 minutos de lectura

Lectura rápida

  • Costa de Marfil se ha comprometido a transformar su economía invirtiendo en capital humano.
  • Es fundamental que los niños gocen de una nutrición correcta durante sus primeros mil días de vida.
  • El gobierno del país considera prioritario fomentar y facilitar la lactancia materna.
Foto: Cortesía de Sercom VPR

El capital humano es el recurso más valioso de un país, y cada vez está más considerado como uno de los principales vectores del crecimiento económico. Como dijo el filósofo francés Jean Bodin: “la única riqueza es el hombre”.

El desarrollo de Costa de Marfil no es concebible si no se tiene en cuenta el capital humano. El presidente Alassane Outtara ha declarado un objetivo ambicioso: lograr que Costa de Marfil se convierta en un país emergente de aquí a 2020. Para ello, hacen falta una transformación estructural de la economía y un aumento de la inversión en capital humano. Los planes nacionales de desarrollo de 2012–2015 y 2016–2020 ponen de manifiesto la visión de construir capital humano mediante la inversión en nutrición, salud, protección social, educación y alfabetización, partiendo de la experiencia colectiva de los marfileños.

En la lucha contra la pobreza extrema y el fomento de la prosperidad compartida, el capital humano (y, en particular, la nutrición) ocupa un lugar esencial: es una de las prioridades para Costa de Marfil desde 2 012. El gobierno ha descubierto que la tasa de retraso en el crecimiento es un indicador clave de pobreza y desarrollo infantil. Estos compromisos se han reafirmado en el programa social del gobierno para el trienio 2019–2020.

Costa de Marfil se sumó al Movimiento para el Fomento de la Nutrición (SUN) en la Cumbre del G8 que tuvo lugar en Londres en junio de 2013. Consciente de que las causas de la malnutrición se deben a numerosos factores y afectan a distintas disciplinas y áreas de desarrollo, en julio de 2014 e l presidente creó el Consejo Nacional para la Nutrición bajo mi coordinación en mi anterior función como Primer Ministro.

El Consejo es una plataforma multisectorial y de múltiples grupos interesados encargada de fomentar la sinergia y la convergencia de las políticas y las iniciativas operativas. Reúne a entidades públicas, redes del sector privado, investigadores y representantes del mundo académico, miembros d e la sociedad civil y organismos de desarrollo. El Consejo ideó el plan nacional de nutrición multisectorial para el periodo 2016–2020, con un presupuesto de 470 millones de dólares, que aspira a “mejorar el bienestar de la p oblación en su conjunto garantizando un nivel de nutrición óptimo, y apoyar a largo plazo el crecimiento inclusivo y el desarrollo del país”, con especial hincapié en los más vulnerables.

El plan va mucho más allá del sector sanitario: también afecta a ámbitos estratégicos como la educación y la alfabetización, la agricultura, la ganadería, la pesca, la protección social, el medio ambiente y el agua potable y el saneamiento. Asimismo, tiene en cuenta la vulnerabilidad y el empoderamiento de las mujeres, y se centra en la nutrición durante los primeros mil días de vida de los niños, desde la concepción hasta los dos años , una fase que ofrece unas oportunidades inigualables.

Invertir en la nutrición para los niños pequeños

Junto con unas interacciones estimulantes por parte de padres y cuidadores, también resulta esencial ofrecer una nutrición adecuada durante la primera infancia para que se desarrollen las capacidades cognitivas de los pequeños y se sienten las bases que les permitirán aprender, gozar de buena salud y ser productivos durante la edad adulta.

“Hemos instaurado políticas sectoriales orientadas a reforzar las medidas del gobierno en lo que respecta a los niños pequeños. Ahora el reto consiste en lograr la convergencia y la sinergia.”

Durante octubre de 2016, con ocasión de las reuniones anuales del Grupo del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, participé en una cumbre en Washington sobre inversión en la primera infancia para impulsar el crecimiento y la productividad. En aquella ocasión, reiteré nuestro compromiso de invertir de forma significativa en el plan nacional de nutrición multisectorial para reducir los casos de retraso en el crecimiento, y en general, para ayudar al desarrollo óptimo.

Este plan, con un coste de 266 millones de francos CFA (470 millones de dólares), fue tratado en una mesa redonda que personalmente dirigí en spetiembre de 2016. La aportación del gobierno ascendió a un 15 % del total.

Dada la envergadura del desafío y la necesidad de ampliar la escala con rapidez, en mayo de 2018 creamos un plan de inversión en la primera infancia y la nutrición con el Banco Mundial y otros inversores, y se asignaron 50 millones de dólares para sentar de forma sostenible las bases del capital humano, en línea con las necesidades de nuestra economía. Además, se recibieron donaciones por un total de 10,4 millones de dólares mediante la plataforma de financiación The Power of Nutrition.

De aquí a 2022, el proyecto contribuirá a ampliar la escala de las intervenciones sobre nutrición y desarrollo de la primera infancia en la mitad de las regiones administrativas del país.

Medidas relativas a la lactancia materna y otros asuntos

Invertimos en intervenciones tempranas de ayuda para las fases críticas del desarrollo físico y cognitivo en la primera infancia, y para mejorar las vidas de los niños más vulnerables y desfavorecidos, así como la sociedad en la que viven. Estas inversiones contribuyen a romper los ciclos de la pobreza, la violencia y la desesperación.

De forma paralela a esta política integrada que considera los distintos aspectos de la primera infancia, hemos instaurado políticas sectoriales orientadas a reforzar las medidas del gobierno en lo que respecta a los niños pequeños. Ahora el reto consiste en lograr la convergencia y la sinergia de estas políticas.

Además, hemos creado un marco jurídico e institucional para la promoción y la protección de la infancia. Costa de Marfil ha ratificado varios tratados internacionales para la protección de los niños, como la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas de 1989, ratificada en 1991, y la Carta Africana sobre los Derechos y el Bienestar del Niño de 1999, ra tificada en 2002.

En los últimos años, Costa de Marfil ha adoptado normativas específicas para fomentar y facilitar la lactancia materna, como el decreto n.º 2013-416, que regula la comercialización de los sucedáneos de la leche materna, y la ley n.º 2015-532 sobre el trabajo de los niños y las mujeres, la protección de la maternidad y la educación infantil. El año 2015 fue denominado por el gobierno como “el año de la lactancia materna”. Esta ley ofrece un marco que permite la lactancia materna y nos comprometemos a seguir avanzando en este sentido para dar más tiempo a las mujeres que den el pecho y para que los niños, las madres, las familias y las comunidades disfruten de las ventajas que brinda la lactancia materna.

Otras decisiones que demuestran el carácter prioritario que tiene la lactancia materna para el gobierno son su inclusión en el plan nacional de nutrición multisectorial para el quinquenio 2016–2020 y la implantación del plan de acción multisectorial por la lactancia materna para 2019–2021. Aunque más del 90% de las mujeres dan el pecho, la tasa de lactancia materna exclusiva es relativamente baja. En 2012 se situaba en un 12%, pero tenemos la ambición de alcanzar el 50% en 2020 y vamos por buen camino: según los últimos datos conque contamos, en 2016 ya se había llegado al 23,5%. Sin perder de vista este objetivo, estamos trabajando para ampliar el alcance de los hospitales especializados en bebés, reforzar el marco normativo e implicar a todas las partes y los sectores pertinentes.

Resultados alentadores

Al agrupar el trabajo de distintas partes, este modo multisectorial de abordar la nutrición y la primera infancia está creando sinergia. Entre 2012 y 2016, se lograron resultados alentadores, que ahora hay que consolidar.

“Nos comprometemos a seguir avanzando para que los niños, las madres, las familias y las comunidades disfruten de las ventajas que brinda la lactancia materna.”

Según los últimos análisis (estadísticas anuales, la encuesta MICS entre otras e informes sobre la situación de la infancia), la tasa de mortalidad entre los menores de 5 años pasó de 125 de cada 1000 nacidos vivos en 201 2 a 96 en 2016, y el índice de fertilidad en el mismo período disminuyó d e 5 a 4,6 hijos por mujer. Esto se ha logrado en un contexto en que la pobreza ha p asado del 48,9% de 2008 al 46,3% de 2015.

En cuanto a la nutrición, el porcentaje de niños con retraso en el crecimiento pasó del 29,8% en 2012 al 21,6% en 2016. Como hemos visto, la t asa de lactancia materna exclusiva está aumentando, al igual que el porcentaje de inicio de la lactancia en la primera hora de vida del niño con contacto piel con piel, dato que ha pasado del 31% en 2012 al 36,6% en 2016.

En el ámbito sanitario, las inversiones del presidente Outtara destinadas a mejorar las infraestructuras, el equipamiento técnico, los recursos humanos y la accesibilidad están dando fruto. La cobertura sanitaria universal es uno de los principales pilares de la política gubernamental, que hace suyo el principio de garantizar la asistencia gratuita a los grupos más vulnerables, con especial hincapié en la salud de madres e hijos y la atención prenatal. El porcentaje de mujeres que acudieron al menos a una consulta antes del parto p asó del 91% en 2012 al 93,2% en 2016, mientras que el índice de las que acudieron a las cuatro consultas recomendadas aumentó del 44,2% al 51,3%. La proporción de embarazadas que contó con la asistencia de una persona cualifica da durante el parto mejoró de forma considerable: en 2012 era del 59%, mientras que en 2016 llegó al 72%. Esta mejora se apreció también entre las familias más pobres.

En lo que respecta a la protección, la cantidad de menores de 5 años cuyos nacimientos se registraron pasó del 65% en 2012 al 71,7% en 201 6, con lo que parece factible alcanzar el objetivo del 75% fijado para 2020. Durante el mismo período, la proporción de niños registrados sin certificado de nacimiento cayó del 19,5% al 12,2%.

“Uno de los retos presentes es garantizar que el sistema y el trabajo intersectorial funcione con un rendimiento óptimo en todos los municipios del país.”

En lo que se refiere al aprendizaje temprano, el gobierno de Costa de Marfil es consciente de que las inversiones destinadas a los primeros 1000 días de vida de los niños tienen que ir seguidas del acceso a una enseñanza preescolar para garantizar la continuidad del desarrollo. Aunque se ha demostrado que la educación preescolar dota a los niños de las competencias necesarias para obtener buenos resultados en la escuela, tienen acceso a ella menos de la mitad de los niños del mundo de entre 3 y 5 años de edad. Y según los datos de la UNESCO, en el África subsahariana el porcentaje se reduce al 20 %.

En Costa de Marfil, actualmente el 14,3% de los niños de entre 3 y 5 años reciben enseñanza preescolar. Para que la cifra llegue al 30% en 2025, el gobierno ha decidido construir aulas de preescolar en todas las escuelas nuevas o que se reformen. Además, el proyecto de mejora de los servicios de enseñanza (Projet d’amélioration des prestations des services d’éducation), dotado de un presupuesto de 43 millones de dólares, instalará 117 centros preescolares comunitarios entre 2018 y 2022.

Aún hay que superar importantes desafíos en todos estos ámbitos . Tenemos que consolidar los logros mencionados y esforzarnos aún más para ampliar la escala de los distintos proyectos ya en marcha. Asimismo, hay que reforzar el marco jurídico e implantar de forma eficaz las medidas existentes. Por otro lado, con una ley aprobada en 2012, las competencias se transfirieron a los niveles territoriales pertinentes, así que uno de los retos presentes es garantizar que el sistema y el trabajo intersectorial funcione con un rendimiento óptimo en todos los municipios del país.

Sabemos que podemos seguir confiando en todas nuestras contrapartes del terreno de la nutrición y la primera infancia, y agradecemos el apoyo que nos prestan para ofrecer dignidad y un mejor futuro a miles de niños.

How would you rate this post?

/ 5.

Daniel Kablan Duncan Vicepresidente de la República de Costa de Marfil
Temas Liderazgo Políticas Salud

Inscríbase para estar al tanto de próximas ediciones

Por favor, rellene la siguiente información. Campos obligatorios (*)

¿Qué edición de la revista le gustaría recibir?*

Señale sus áreas de interés:

Lea sobre el uso que hacemos de sus datos privacy statement.

Cuéntenos sobre usted

Esta información ser recaba con la única finalidad de realizar análisis. No será utilizada para envíos de correos electrónicos al menos que usted lo requiera expresamente.

Lea sobre el uso que hacemos de sus datos privacy statement.

Disfruta leyendo

Muchas gracias por descargar Espacio para la Infancia

Descargar