La coordinación intersectorial en los sistemas para la primera infancia: el enfoque Primokiz

  • 18 junio 2019
  • 8 minutos de lectura

Lectura rápida

  • La coordinación entre sectores es imprescindible para ofrecer servicios estables a la primera infancia.
  • Primokiz ayuda a los gobiernos locales a idear estrategias integrales para la primera infancia.
  • La Jacobs Foundation llevó a cabo el programa Primokiz en Suiza y ahora colabora con la ISSA en Rumanía.
Foto: Cortesía de la Jacobs Foundation

Los servicios orientados a la primera infancia se prestan mediante una amplia gama de programas, generalmente bajo el paraguas de los sectores de la educación, la sanidad y el bienestar social. Aunque todos ellos comparten el objetivo de ofrecer el mejor comienzo posible a los niños y sus familias, cada uno sigue principios, valores, marcos, culturas profesionales y prácticas diferentes. Con frecuencia esto hace que la calidad de los servicios sea desigual y que la prestación resulte inestable o discontinua.

Teniendo en cuenta esta situación, las iniciativas políticas y de investigación más recientes nos instan a replantearnos nuestra visión de los niños y la infancia y a planificar y poner en marcha medidas coherentes orientadas a ofrecer a los más pequeños y sus familias una amplia gama de servicios de calidad que les garanticen el mejor comienzo posible en la vida y que creen las condiciones necesarias para el cuidado cariñoso y sensible. Hace falta una buena coordinación entre los distintos servicios, pues hay numerosos ámbitos igualmente importantes para el desarrollo infantil: buena salud, nutrición adecuada, protección y seguridad, atención responsiva y oportunidades para el aprendizaje temprano (Organización Mundial de la Salud y otros, 2018).

Este llamamiento a la coordinación de los servicios se basa en estudios que señalan efectos positivos para los niños, los cuales mejoran su comportamiento, competencias sociales y aprendizaje; para los p adres y las familias, que tienen más tiempo para buscar trabajo, más oportunidades de empleo y una mejor situación económica; y para el personal que se ocupa de los niños pequeños, que trabaja mejor y se desarrolla profesionalmente (Ionescu y otros, 2017).

Además, el llamamiento a la coordinación se basa en el universalismo progresivo, que se considera un enfoque eficaz para abordar las desigualdades desde el principio y para mejorar la equidad y la igualdad de oportunidades. Esta filosofía garantiza que todo el mundo tenga acceso a los mismos servicios, que los niños disfruten de un cuidado cariñoso y sensible durante la infancia y que las familias y los pequeños con necesidades especiales reciban servicios adicionales. Asimismo, se fomenta la prestación de servicios que abarquen sin interrupciones desde las intervenciones sociales hasta la protección infantil.

Uno de los principios en que se basa la International Step by Step Association (ISSA) es que “se necesita todo un pueblo para criar a un hijo” . En ese sentido, la labor de la ISSA se centra en la importancia de prestar servicios coordinados horizontal y verticalmente para garantizar que se respeten los derechos y las necesidades de los más pequeños y sus familias y que cada niño tenga amplias oportunidades para desarrollarse de forma óptima y disfrutar del mayor bienestar posible. Como complemento de otras iniciativas, la ISSA ha hecho suyo el enfoque Primokiz, que ha demostrado su eficacia a la hor a de poner en marcha una estrategia local integral y bien coordinada para la primera infancia.

Aprendizajes desde distintos contextos nacionales

La coordinación de los servicios destinados a la primera infancia es un proceso largo y un viaje sin descanso. La ISSA se ha comprometido a emprender este camino y ha empezado a recabar y aportar información al respecto mediante varios mecanismos. Los principios en que se basan el enfoque general y la filosofía de trabajar de manera integrada son esenciales para ca da iniciativa orientada a mejorar la coordinación entre los distintos sectores, con el fin último de favorecer el desarrollo óptimo de los niños mediante la prestación de servicios de alta calidad.

Dichos principios se han subrayado en el proyecto INTESYS, en el que la ISSA ha desempeñado una función importante con la creación de un kit de herramientas que permite a actores de distintos niveles del ámbito de la primera infancia entablar un debate horizontal y vertical, así como construir de forma conjunta un camino común que haga posible la cooperación y la coordinación. Los resultados del proyecto INTESYS ponen de manifiesto que no exist e una única vía para llegar a la integración. Una intervención que apueste por la integración puede ser ascendente (prestación en primera línea, comunidad, padres) o descendente (estrategias, políticas y gobernanza entre las distintas agencias), pero siempre debe basarse en tres componentes:

  1. una visión e ideas compartidas entre las distintas partes implicadas
  2. una serie de factores clave que fomenten la integración, y
  3. prácticas de calidad.

Según los resultados observados hasta ahora, para que el camino hacia la integración sea eficaz, debe basarse en un proceso participativo constante de planificación, actuación y reflexión que garantice que se tengan en cuenta las necesidades de los niños y sus familias, así como las capacidades y posibilidades de todas las partes implicadas.

Dado su papel en el desarrollo de la capacidad de fomentar el aprendizaje transnacional sobre cómo mejorar los servicios para los niños pequeños, el compromiso de la ISSA con la coordinación intersectorial de los sistemas para la primera infancia ha obtenido recientemente el reconocimiento de la Jacobs Foundation, que le ha concedido la licencia de Primokiz con vistas a llevar este enfoque a otros países.

El enfoque Primokiz

En 2012, la Jacobs Foundation lanzó el programa Primokiz con el objetivo de ayudar a los municipios, las ciudades y los cantones a crear estrategias integrales en materia de primera infancia. Al principio participaron tres cantones y 18 ciudades suizas de tamaño pequeño y medio. Colaboraron una serie de expertos para analizar la situación de cada lugar y, a partir de lo observado, formularon una estrategia integral que trataba de conectar los programas de cuidado y enseñanza de la primera infancia ya existentes o proyectados de modo que permitiesen obtener el mayor impacto posible de forma acorde con las necesidades de los niños y las familias del municipio o cantón correspondiente.

Este enfoque destaca por dos aspectos concretos: conecta a las entidades administrativas con la esfera política y los actores privados del campo de la primera infancia (cooperación horizontal y vertical); y transmite el mensaje de que la primera infancia es un asunto transversal cuya responsabilidad recae por igual en los sectores de la educación, los servicios sociales y la sanidad.

Ante el éxito del programa Primokiz y la gran demanda que generó, en 2016 la Jacobs Foundation decidió crear una versión ampliada llamada Primokiz2, con la colaboración de la Roger Federer Foundation y la fundación suiza de sanidad RADIX como responsable de la ejecución. Hasta ahora Primokiz2 se está llevando a cabo en unos 30 lugares de Suiza, y el objetivo es llegar a otros 50. Los participantes del programa reciben asistencia para diseñar estrategias integrales en materia de primera infancia con el fin de crear las condiciones estructurales adecuadas y programas que respondan a las necesidades de los niños y sus familias.

Difusión del enfoque Primokiz

En 2015, el enfoque Primokiz se implantó con éxito en Alemania, en el marco del programa nacional Qualität vor Ort (Calidad a escala local), pues las estructuras políticas y sociales alemanas son similares a las de su país vecino. El programa fue ejecutado por la Deutsche Kinder-und Ju gendstiftung (Fundación Alemana de la Infancia y la Juventud) con la colaboración de la Jacobs Foundation y el Ministerio Federal Alemán de la Familia, los Ancianos, las Mujeres y los Jóvenes. Además de potenciar la calidad de lo s entornos de los niños pequeños y de organizar “diálogos sobre la educación infantil”, el programa ayuda a 20 municipios alemanes a crear estrategias integrales en este campo según el enfoque Primokiz.

Un año después de que concluyese la primera fase del programa Primokiz en Suiza, una evaluación reveló que, en casi todos los lugares en que se implantó, los responsables políticos tomaron decisiones positivas, pues acogieron bien la estrategia, adoptaron las medidas sugeridas y asignaron fondos para su ejecución. Además, se logró que los sectores encargados de los servicios sociales, sanitarios y de enseñanza, al igual que los distintos actores implicados en el campo de la primera infancia, se coordinaran y crearan redes. Mediante el proceso participativo, se generó entre todos los interesados una mayor concienciación y comprensión de la importancia y el carácter integral de la primera infancia.

Se constató de forma unánime que la implicación y el apoyo constantes por parte de los responsables políticos constituye un aspecto crucial para el buen desarrollo de las estrategias. En los municipios alemanes que aún están poniendo a punto sus estrategias se han observado efectos positivos similares.

Rumanía crece contigo

La ISSA aprovecha su larga experiencia en el campo de la primer a infancia, los recientes resultados del proyecto INTESYS y los conocimientos consolidados adicionales aportados por el enfoque Primokiz para seguir concienciando sobre la importancia de coordinar las políticas y la prestación de servicios destinados a la primera infancia. En la actualidad, la ISSA colabora con la Jacobs Foundation, el Centro de Enseñanza y Desarrollo Profesional Step by Step y Unicef para llevar a cabo una iniciativa de cuatro años en Rumanía que permita probar nuevas formas de diseñar, planificar y prestar servicios para los niños pequeños y sus familias mediante una mejor cooperación y coordinación a nivel municipal y comunitario.

Esta iniciativa, llamada “Rumanía crece contigo”, persigue un cambio de paradigma mediante el impulso de la agenda nacional sobre prácticas y políticas en materia de primera infancia, al tiempo que defiende la importancia de la calidad de los servicios para los niños pequeños. Entre otros modelos y metodologías, se utilizará el enfoque Primokiz para fomentar el desarrollo de una red sólida y completa de actores administrativos, profesionales y privados que colaboren para analizar la situación actual, desarrollar un plan sobre el futuro de los servicios destinados a la primera infancia y crear conexiones entre la sanidad, la asistencia social y la educación, así como entre todos los grupos de interés y las instituciones pertinentes, tanto vertical como horizontalmente.

El enfoque Primokiz se probará en dos condados de Rumanía y en un distrito de Bucarest. Los dos condados seleccionados para participar en Rumanía crece contigo manifestaron un gran interés en el proyecto y una preocupación creciente por prestar servicios de calidad para la primera infancia que respondieran mejor a las necesidades locales. El proyecto se construirá sobre iniciativas locales, experiencias y conocimientos previos sobre el refuerzo de los servicios para la primera infancia, y aprovechará la competencia de Unicef y del Centro de Enseñanza y Desarrollo Profesional Step by Step en el apoyo de los servicios de calidad para los más pequeños.

Los datos clave y lo aprendido en ambos condados servirá para avanzar en el objetivo de ampliar a escala nacional un enfoque integral de los servicios destinados a la primera infancia. En un principio, el proyecto se llevará a cabo en unos 60 servicios para niños de hasta 6 años de edad y, dura nte los cuatro años que durará la ejecución, aspira a llegar a 100 servicios de este tipo, tanto tradicionales (como guarderías y centros de educación infantil) como complementarios. Para el futuro, el equipo formado por la Jacobs Foundation y la ISSA apuesta por seguir presente en Rumanía y estudiar la ejecución del enfoque Primokiz en otros dos países.

Las referencias bibliográficas aparencen en la versión PDF del artículo.

How would you rate this post?

5 / 5. 1

Konstantina Rentzou Gestora de programas sénior, International Step by Step Association (ISSA), Leiden, Países Bajos
Mihaela Ionescu Directora de programas, International Step by Step Association (ISSA), Leiden, Países Bajos
Philine Zimmerli Gestora de programas, Jacobs Foundation, Zúrich, Suiza
Cristiana Boca Coordinadora del departamento de educación de la primera infancia, Centro de Enseñanza y Desarrollo Profesional Step by Step, Bucarest, Rumanía
Temas Políticas Servicios integrales

Inscríbase para estar al tanto de próximas ediciones

Por favor, rellene la siguiente información. Campos obligatorios (*)

¿Qué edición de la revista le gustaría recibir?*

Señale sus áreas de interés:

Lea sobre el uso que hacemos de sus datos privacy statement.

Cuéntenos sobre usted

Esta información ser recaba con la única finalidad de realizar análisis. No será utilizada para envíos de correos electrónicos al menos que usted lo requiera expresamente.

Lea sobre el uso que hacemos de sus datos privacy statement.

Disfruta leyendo

Muchas gracias por descargar Espacio para la Infancia

Descargar