Creación de sistemas para la primera infancia

  • 5 noviembre 2020
  • 4 minutos de lectura

Lectura rápida

  • Recientemente se han estudiado las estrategias que siguen los países al crear sistemas para la primera infancia.
  • Se han analizado seis países con sistemas avanzados de cuidado y enseñanza de la primera infancia.
  • Una de las conclusiones es la necesidad de respetar las variaciones contextuales al abordar elementos sistémicos.
Father changing diaper. Paid family leave is one of the services provided in the studied countries. Credits:

En muchos países se están expandiendo con rapidez los programas para los niños pequeños y las familias, pero con frecuencia estos carecen de la calidad y eficiencia requeridas, se distribuyen de forma desigual y tienden a ser cortoplacistas. El Centro Nacional para la Educación y la Economía de EE. UU. ha ayudado a los investigadores a realizar un análisis comparativo de seis países dotados de sistemas avanzados de atención y educación de la primera infancia (AEPI) —Australia, Inglaterra, Finlandia, Hong Kong, Singapur y Corea del Sur— con el fin de identificar las prácticas, las estrategias y los mecanismos que pueden resultar útiles a los líderes a la hora de planificar e implementar sistemas adecuados en sus países.1

Las conclusiones, publicadas en una serie de estudios titulada The Early Advantage, se pueden resumir en cuatro puntos clave.

1 Sistemas adaptados a cada contexto

En todos los países estudiados, los sistemas de AEPI reflejan y afectan a dos tipos de contexto:

  • sociocultural (valores, creencias, patrimonios, religiones) y
  • económico-político (demografía, movimientos/ideologías sociales, liderazgo gubernamental, financiación).

El contexto sociocultural ayuda a dar forma al diseño y la orientación pedagógica de los servicios. Por ejemplo, cuando el compromiso de dar valor, confianza y atención a la infancia está integrado en la ideología del país (y a veces incluso se recoge en la constitución), se tiende a garantizar la universalidad de los servicios y estos van acompañados de menos rendición de cuentas por parte del gobierno. El contexto económico-político, por su parte, influye en la disponibilidad de financiación para los sistemas de AEPI y en la trayectoria y naturaleza de su implementación. Por ejemplo, en momentos de crisis social, cuando se suelen incorporar más mujeres al mercado laboral, es posible que aumente drásticamente la financiación del cuidado infantil.

Los países observados en el estudio mostraban grandes diferencias según el contexto. Por ejemplo, en Finlandia la mayoría de los servicios se prestan a través de grandes entidades públicas, así que la AEPI se financia casi por completo con fondos del gobierno. Por contrario, los tres países asiáticos siguen una estrategia fiscal basada en el mercado y dejan estos servicios en manos de entidades privadas.

2 Tantas estrategias como servicios

En los países estudiados se ofrecen numerosos servicios para los niños pequeños y sus familias: entre otros, programas de visitas a domicilio, programas de baja remunerada por motivos familiares, subsidios para atención sanitaria, apoyo a padres y madres, cuidado infantil, educación preescolar, formación de docentes, ayudas para familias en situación de riesgo e iniciativas para facilitar las transiciones.

La prestación de servicios comparte tres características principales en los distintos países. En primer lugar, comienza pronto: en la mayoría de los casos se ofrece atención prenatal y perinatal a las madres y las familias. En segundo lugar, la prestación de servicios continúa a lo largo del desarrollo infantil, con programas adaptados a las distintas edades y sistemas para facilitar la transición de los pequeños de una etapa a otra hasta que llegan a los primeros años de enseñanza primaria. Por último, los servicios dependen de distintos ministerios y se suelen mantener con diversas estrategias de financiación, tanto basadas en la demanda como en la oferta.

De todas formas, también se observan importantes diferencias según los países, pues algunos dan prioridad a los primeros años de vida y otros, a la etapa inmediatamente anterior al acceso a la educación formal. Asimismo, también varían el método y el ritmo de la organización, prestación y evaluación de los programas y las políticas.

3 Componentes claros en común

El contexto es importante: ningún país puede adoptar el sistema de otro tal cual. Sin embargo, los modelos de alta calidad tienen ciertos elementos estructurales y funcionales en común. En The Early Advantage (Kagan, 2018; Kagan y Landsberg, 2019) se han detallado 15 componentes sistémicos que se han clasificado en cinco pilares:

  • bases políticas sólidas que tienen en cuenta el contexto y las necesidades particulares del público y de las distintas partes implicadas
  • servicios completos, financiación suficiente y mecanismos de gobernanza coordinada
  • docentes y familias con los conocimientos y el apoyo necesarios, capaces de fomentar el espíritu de comunidad mediante la implicación y el liderazgo eficaz
  • pedagogía informada, individualizada y continua que promueve experiencias de aprendizaje enfocadas en los niños
  • recopilación y uso de datos con eficacia para mejorar las políticas y los programas.

4 Plan orientado a la sinergia

Una cuestión importantísima es que los países con buenos resultados siguen una estrategia clara para garantizar la coordinación estructural y funcional entre los distintos servicios de AEPI. Saben que lo que se haga en un pilar o componente afecta a los demás, así que trabajan de forma que se generen sinergias que refuercen el sistema en su conjunto.

Por ejemplo, todos los países analizados cuentan con un marco nacional de programas de enseñanza, es decir, un documento de políticas obligatorias u orientaciones en el que se detallan los contenidos que deben conocer los niños y los métodos de aprendizaje. Estos marcos garantizan la coordinación de contenidos y métodos entre los distintos programas, y con frecuencia impulsan ciertas políticas y prácticas asociadas con distintos componentes o pilares (por ejemplo, la formación de estándares de desarrollo profesional, el establecimiento de criterios para la supervisión de los programas y la provisión de incentivos fiscales). Al fomentar la sinergia entre los distintos pilares y componentes esenciales, los países logran una mayor integración filosófica y práctica en sus sistemas de AEPI. Es más, logran resultados sistémicos –calidad, equidad, sostenibilidad y eficiencia de los servicios– con mucha más eficacia y eficiencia que si se concentrasen en cada componente o pilar de forma individual.

En definitiva, al compartir estas cuatro conclusiones y abordar los componentes y pilares esenciales, los países obtienen información útil y estratégica sobre cómo crear los sistemas AEPI eficaces que necesitan sus sociedades y que merecen los niños

Se pueden consultar referencias en la versión en PDF del artículo.


1 Principal investigators of the project include Rebecca Bull (Singapore), Sharon Lynn Kagan (USA), Kristiina Kumpulainen (Finland), Mugyeong Moon (Republic of Korea), Nirmala Rao (Hong Kong), Kathy Sylva (England), and Collette Taylor (Australia). The six countries were chosen based on the OECD Programme for International Student Assessment (PISA) performance rankings for mathematics and the Economist Intelligence Unit’s Starting Well report (2012).

Sharon Lynn Kagan Profesora de política familiar y para la primera infancia, Centro Nacional para la Infancia y las Familias, Teachers College, Universidad de Columbia, Nueva York, EE. UU.
Caitlin M. Dermody Ayudante de investigación, Centro Nacional para la Infancia y las Familias, Teachers College, Universidad de Columbia, Nueva York, EE. UU.
Temas Investigación Servicios integrales

Inscríbase para estar al tanto de próximas ediciones

    Por favor, rellene la siguiente información. Campos obligatorios (*)

    ¿Qué edición de la revista le gustaría recibir?*

    Señale sus áreas de interés:

    Lea sobre el uso que hacemos de sus datos privacy statement.

    Cuéntenos sobre usted

    Esta información ser recaba con la única finalidad de realizar análisis. No será utilizada para envíos de correos electrónicos al menos que usted lo requiera expresamente.

      Lea sobre el uso que hacemos de sus datos privacy statement.

      Disfruta leyendo

      Muchas gracias por descargar Espacio para la Infancia

      Descargar