La filantropía y el gobierno colaboran para que Shenzhen responda mejor a las necesidades de los niños

  • 18 junio 2019
  • 6 minutos de lectura

Lectura rápida

  • El rápido desarrollo de Shenzhen ha descuidado las necesidades de los niños, pero la situación está cambiando.
  • El gobierno local se ha comprometido a convertir Shenzhen en una ciudad adecuada para los niños.
  • La Fundación para el Desarrollo de las Mujeres y los Niños actúa como puente y centro de investigación.
Foto: Cortesía de la Fundación para el Desarrollo de las Mujeres y los Niños de Shenzhen

Shenzhen en las últimas cuatro décadas ha pasado de ser un pequeño pueblo pesquero a convertirse en una metrópolis internacional con un PIB de 2,25 billones de yuanes (256 mil millones de euros) y una población de más de 12,5 millones de habitantes. En este proceso de desarrollo tan rápido, se han dejado de lado las necesidades de los niños, que solo pueden jugar entre rascacielos y calles con muchísimo tráfico. Ahora el gobierno municipal se ha comprometido a mejorar la ciudad para sus residentes más jóvenes: en 2016 pr opuso formalmente convertir Shenzhen en un lugar adecuado para los niños.

En el último plan quinquenal de Shenzhen (una adaptación local de los objetivos recogidos en el plan nacional), se trazaron una serie de ambiciones en materia de protección social, participación infantil y desarrollo de espacios urbanos. Un comité provincial con un grupo de trabajo liderado por el vicealcalde se ocupó de coordinar los planes orientados a crear una ciudad adecuada para los niños, con la implicación de departamentos municipales como los de vivienda y construcción, medio ambiente, planificación y recursos de la tierra, y tráfico y transporte. El Comité elaboró el Plan estratégico de Shenzhen por una ciudad adecuada para los niños (2018–2035) y e l Plan de acción de Shenzhen por una ciudad adecuada para los niños (2018 –2020), los primeros documentos locales de este tipo que se elaboraban en China.

El gobierno local de Shenzhen, con el asesoramiento de especialistas en distintas materias, desarrolló directrices y estándares sobre cómo crear hospitales, bibliotecas, parques, escuelas, etc. que respondiesen a las necesidades de los niños en ámbitos como la educación, el ocio, la naturaleza y el medio ambiente.

Shenzhen está creando una red de senderos de 200 km y está mejorando la infraestructura para ciclistas, con el fin de adecuar el entorno a las necesidades de quienes se desplazan a pie o en bicicleta. Asimismo, se han construido 265 km de líneas de metro, donde los niños pequeños viajan gratis o a mitad de precio. Y ahora los autobuses urbanos son 100% eléctricos, lo que contribuye a mejorar la calidad del aire, una cuestión especialmente importante para los niños muy pequeños.

El gobierno municipal ha reconocido que hay que implicar al sector privado, a las organizaciones no gubernamentales y a la ciudadanía en la labor de adecuar la ciudad a las necesidades de los niños. En la Fundación por el Desarrollo de las Mujeres y los Niños de Shenzhen, seguimos una doble estrategia al respecto:una descendente (ayudamos al gobierno a promover sus iniciativas y redactar documentos de política) y otra ascendente (colaboramos con el gobierno y otras contrapartes para llevar a cabo proyectos piloto innovadores). Fomento de instalaciones para la lactancia materna

Una de las iniciativas pensadas para los residentes más pequeños de Shenzhen es la labor que realizamos desde 2016 para favorecer el aumento de las tasas de lactancia materna y fomentar la disponibilidad de instalaciones en las que las mujeres puedan dar el pecho. Para ello, hemos pedido a la ciudadanía datos sobre las instalaciones ya existentes y hemos creado salas para madres y bebés en una gran variedad de lugares públicos, para demostrar que la lactancia debería ser posible en cualquier sitio, desde los centros comerciales hasta las estaciones de metro, pasando por los parques y los hospitales.

También hemos organizado concursos de ideas con el fin de recopilar sugerencias de la ciudadanía para el diseño de las salas para m adres y bebés y los chales de lactancia (que permiten a las mujeres taparse, si así lo desean, cuando quieren dar el pecho y ningún lugar cercano les ofrece intimidad). En paralelo, estamos llevando a cabo campañas para fomentar la aceptación de la lactancia materna en lugares públicos.

El gobierno municipal, con la colaboración de nuestra fundación y del mundo académico, ha publicado una serie de estándares y directrices para la construcción de las salas de lactancia y ha ofrecido supervisión y formación para el personal que trabaja en ellas. Con nuestra actividad de defensa, hemos logrado que se incluya este asunto en las políticas públicas relacionadas con la adecuación de Shenzhen para las necesidades de los niños. En diciembre de 2018, en colaboración con el gobierno, lanzamos una aplicación que permite a las familias encontrar la sala de lactancia más cercana.

Se han unido a este trabajo decenas de organizaciones sociales y entidades del sector privado. En el momento de escribir este artículo, hay más de 460 salas de lactancia en Shenzhen, y el gobierno se ha comprometido a llegar a las mil de aquí al año 2020. El fomento de la lactancia materna se enmarca dentro de nuestra labor de concienciación sobre las prácticas de alimentación saludables y el desarrollo de la primera infancia, y se suma a otras actividades como la distribución de bolsas con material de lectura para niños pequeños.

El juego y la educación en la primera infancia

“El gobierno municipal ha publicado una serie de estándares y directrices para la construcción de las salas de lactancia, y ha ofrecido formación para el personal que trabaja en ellas.”

El gobierno de Shenzhen se compromete a abordar el problema de la falta de recursos y a crear oportunidades de enseñanza igualitarias para todos los niños pequeños, lo que requiere invertir en la construcción y mejora de centros de educación infantil inclusivos, fomentar que más estudiantes se especialicen en enseñanza preescolar y desarrollar estándares de nutrición y gestión de la dieta para centros de educación infantil.

En la actualidad, hay 1771 centros de educación infantil en Shenzhen, con un total de 524.200 niños matriculados, más que en ninguna otra ciudad china. Con el fin de garantizar que los niños discapacitados tengan las mismas oportunidades de acceder a la enseñanza pública que los demás, se ha aumentado el número de clases y escuelas de educación especial, se han formado equipos de maestros especializados para crear un sistema educativo integral y se ha aumentado la tasa de niños discapacitados matriculados.

Toda ciudad que quiera responder a las necesidades de los niños tiene que permitir que jueguen y entablen relaciones. En Shekou (una zona de Shenzhen), organizamos un “día sin coches” en colaboración con la Fundación de la Comunidad de Shekou, tras coordinarnos con varios departamentos de tráfico. En septiembre de 2018, se cerró al tráfico una importante carretera y se celebraron actividades como festivales, bazares creativos y jardines callejeros.

Hoy Shenzhen se conoce como “la ciudad de los mil jardines”, pues cuenta con una cobertura boscosa del 41,2% y con parques que permiten a la s familias estar en contacto con la naturaleza, algo sumamente beneficioso para el desarrollo de la primera infancia. Todos los parques municipales son gratuitos y algunos tienen espacios para jugar divididos por edades: de 0 a 3 años, de 3 a 6, de 6 a 12 y de 12 a 18. En el plan de acción se asignan fondos específicos para la formación y educación natural y para cursos periódicos de “actividades al aire libre” en las escuelas de enseñanza primaria y secundaria. Se han construido cerca de 20 centros educativos en la naturaleza, y se espera llegar a las cien en los próximos dos años.

Un modelo para otras ciudades

La creación de ciudades adecuadas para los niños es un movimiento reciente en China. La experiencia de Shenzhen ya ha generado prácticas y conocimientos muy interesantes y ha demostrado el importante papel que puede desempeñar la sociedad civil en la actividad de defensa con el gobierno local, la concienciación de la opinión pública, la ejecución de las políticas, etc. Sin embargo, cada ciudad es diferente y habrá que adaptar las herramientas según proceda mediante un enfoque participativo que implique también al mundo académico, el sector privado, las familias y los propios niños.

En la Fundación por el Desarrollo de las Mujeres y los Niños de Shenzhen, desempeñamos un doble papel: por un lado, tendemos puentes, pues facilitamos la comunicación y el intercambio entre las iniciativas internacionales y el grupo de trabajo del gobierno municipal que se ocupa de adaptar la ciudad a las necesidades de los niños; por el otro, realizamos estudios en el ámbito local para crear indicadores que permitan a las agencias gubernamentales y las organizaciones sociales conocer el grado de adecuación de la ciudad a las necesidades de los niños. Estamos convencidos de que la experiencia de Shenzhen resultará muy útil para otras ciudades en el futuro.

Las referencias bibliográficas aparencen en la versión PDF del artículo.

How would you rate this post?

/ 5.

Wenfeng Huang Secretario general, Fundación para el Desarrollo de las Mujeres y Niños de Shenzhen
Temas Ciudades Juego Políticas

Inscríbase para estar al tanto de próximas ediciones

Por favor, rellene la siguiente información. Campos obligatorios (*)

¿Qué edición de la revista le gustaría recibir?*

Señale sus áreas de interés:

Lea sobre el uso que hacemos de sus datos privacy statement.

Cuéntenos sobre usted

Esta información ser recaba con la única finalidad de realizar análisis. No será utilizada para envíos de correos electrónicos al menos que usted lo requiera expresamente.

Lea sobre el uso que hacemos de sus datos privacy statement.

Disfruta leyendo

Muchas gracias por descargar Espacio para la Infancia

Descargar